Blogia
ME APUNTO

Aseguradoras

Aseguradoras

Icod de los Vinos a 27 de agosto de 2008

Muy Sr/Sra Nuestro/a:

 

            Me tomo algo de tiempo en escribirle unas líneas.

Supongo que  como ya sabrá, adjunto firmado el finiquito que me solicitaban, sabiendo que mi interior lo rechaza, pero más rechazo aún me ocasiona el tener que discutir por discutir y que encima te traten como un bobo al que con sólo asentir ya lo tienes callado.

 

El 15 de julio de este año un coche se empotró, por no haber dejado puesta ninguna marcha sino sólo el freno de estacionamiento (freno de mano) en la puerta del negocio que regenta mi padre: una carpintería. Al ser esta de corredera y quedar destrozada es fácil intuir que la puerta como tal queda inutilizada y con ella el negocio ya que no se puede sacar ni meter ningún tipo de material y fue así cómo comenzó la odisea.

Desde ese mismo día el dueño del vehículo se puso en contacto con nosotros y nos indicó que ya había dado parte a su compañía aseguradora: ALLIANZ SEGUROS.

Muy amablemente una señorita cuyo cargo era el de mediadora nos dijo que estuviéramos tranquilos que ya estaba todo en trámite y que se iba a solucionar.

Los días pasaron y a esta señorita se le llamada a diario solicitando información sobre cuándo iba a acudir el perito para poder ver la puerta y recibir la indemnización que nos correspondía SIEMPRE haciendo hincapié en todas las llamadas que se trataba de un negocio y que estaba cerrado por inactividad ya que no se podía meter material dentro.

La amable señorita nos dijo que estaba todo llevando su trámite y que de su mano ya no podía hacer nada más y nos dio un teléfono de una compañera en Sevilla con la que nos pusimos en contacto.

Ya nos tenemos que situar a principios de agosto.

Ella nos dijo que en dos días el perito iba a ir a vernos la puerta y hacer el informe y nosotros , no solamente en esta ocasión sino en todas las llamadas con ella (por que los días pasaron a ser dos semanas más) también le recordábamos que se trataba de la puerta de un negocio y que ya de forma desesperada los días iban pasando y con ellos las deudas ocasionadas por la inactividad: alquiler, seguridad social, teléfono… gastos en general

 

Por fin y sinceramente leyendo este breve escrito parece que no fue tanto pero debemos de tener en cuenta que justo un mes después recibimos la llamadas del perito para concretar una cita de 8 minutos de reloj, porque al parecer el hombre tenía prisa, sacó dos fotos o tres, cogió la factura del arreglo provisional, presupuesto de la puerta, presupuesto de cerrajería… pidió un número de cuenta y dijo: “YA PUEDE USTED METERLE MANO”

Por no aburrir, y sinceramente por no llorar de impotencia, recibimos el finiquito que con la mayor de las desganas firmo siendo la cantidad total casi la mitad de lo que cuesta el monto total del arreglo de la puerta.

Quisimos ponernos en contacto la señora de Sevilla y dice que ella no sabía nada que posiblemente era un error.

Nos pusimos en contacto con el perito y de una manera arrogante dice que su trabajo estaba hecho y bien hecho (me gustaría saber cuánto cobró por 7 / 8 minutos) y que si no estaba de acuerdo que lo denunciara. Que la puerta estaba vieja  y que nunca se le comentó a él que se nos indemnizara por estar más de un mes (a fecha de hoy aún sigue) cerrada la actividad. Pero es que en 8 minutos tampoco da tiempo de más que ofrecerle los presupuestos y facturas y un número de cuenta.

 

Total la puerta la pagaremos nosotros y todavía como muchos españoles nos preguntamos para qué sirven las compañías de seguros y por qué tenemos la obligación de tenerlo y religiosamente pagarlo.

 

El por qué escribo esto es por desahogo y porque la rabia y la impotencia es tan grande que sólo espero que al igual que usted lo lea, también lo haga en breve algún que otro español en medios de prensa escrita nacional, regional y local donde la enviaré, medios de prensa digital, foros y weblogs personales comenzando lógicamente por el mío propio que con 5000 visitas –y  parece que va en aumento— haga pensar a algún posible futuro cliente suyo que ALLIANZ SEGUROS no es una compañía sería. Que después de un mes llamando todos los días mostrando el interés manden a un perito que con la mayor de las arrogancias nos dice que lo denunciemos. Que nos dice que nunca hemos solicitado ningún lucro cesante. Que la puerta esta vieja y que hay que descontarles un porcentaje que se eleva a más del 25 %. Que da igual que estuviéramos cerrados un mes porque sólo se les indemnizaría con una semana que es lo que se tarda en hacer una puerta nueva. Que da igual…Impotencia, desesperación, ganas de terminar ya… firma.

 

Espero amigo lector que nunca pases por lo que nosotros hemos pasado sólo a unos pocos meses de la jubilación de mi padre.

 

Muchas gracias, sólo por leerme y escucharme, porque por lo demás sinceramente no tenemos nada que agradecer a la compañía a la cual representa.

      

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres