Blogia
ME APUNTO

Sencillo e impresionante.

No es que haya leído muchos libros.  Con éste: “El niño con el pijama de rayas” me pasó lo mismo, pero no exactamente -y no quiero contar más para no fastidiar la lectura al que no lo haya hecho- que con “La Sombra del viento”, cuando lo acabas te quedas pensando, incluso con alguno preguntas ¿y ahora qué? Cómo con los buenos libros. Estos dos son regalos perfectos para hacer a cualquier persona. Me da pena que no pueda aquí transcribir un SMS , porque lo borré, que recibí hace unos dos años de una amiga, compañera, colega… que tras leerse La Sombra del Viento que le regalé me agradecía profundamente el obsequio, añadiendo algún sentimiento de risas, esperanza, ilusión, tristeza, desconsuelo... Luego ella me lo devolvió con "Los Pilares de la Tierra".Ya aquí leo menos, por la falta de tiempo, puede ser, y por conducir yo. Es una de las cosas que echo de menos del transporte público. Y creo que es hasta por cultura. No se lee en Tenerife. Es difícil ver a alguien en una guagua leyendo, o en la marquesina esperándola; en una sala de espera, caminando y leyendo, o en un jardín al sol. Tradición, cultura, educación…

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres