Blogia
ME APUNTO

La familia de Iván Lemos

Cuántas veces has comido una fruta tipo mango, sandía, melón… de esas frutas que muerdes y chorrea el jugo por la barbilla. Es una sensación única que si además coincide con el punto exacto de madurez mejor que mejor.

 

Icod es un pueblo noble y noble también somos sus habitantes, pero hay algunos que no son de Icod, sino afincados, y otros que si lo son (y esto es aún peor) que gozan despellejando a otra persona, inventando y levantando falso testimonio. Creo que algunos incluso pueden llegar al orgasmo (orgasmo democrático) cuando usando la más vil de las cobardías se ocultan en un anonimato y despellejan y vuelven a despellejar hasta hacer que la herida se mantenga siempre en carne viva y no sane.

 

Cuando no se tienen ni argumentos, ni motivos, pero los ojos se inyectan de odio y envidia, da igual que la propia persona sepa que está mintiendo, sino que se lanza el bulo,  y como conoce bien cómo es Icod, pues luego deja que crezca y se expanda como los gases fétidos que se desprenden por esa boca intencionadora.

 

En la fiesta de San Andrés cuando alguien sufre alguna caída, justo al final de la calle del Plano, va a la farmacia y con un poco de betadine y unas gasas se cura, pero en Icod, ese chisme, bulo o ganas de ser el protagonista,  así sea metiendo mierda y mintiendo, hace que esa persona, cuando el rumor llega al plano o bache, tenga una pierna rota con el hueso por fuera, y ya al comienzo de la bajada, cuando el bulo se ha extendido y existe ese efecto dominó de yo mejor que tú posiblemente el accidentado este en la UCI y demos gracias a Dios si es que se salva, porque está chungo, chungo.

 

A ver, mi abuela, doña Amparo Robayna, la de los ventorrillos del Amparo, la que tantas bodas organizó en esa Vega y en ese Amparo, la que cuidaba cerdos y cuando mataba pues a cada casa en San Antonio se le podía mandar un poquito porque el hambre apretaba… fue de esas mujeres cuyo marido viajó a Venezuela y fue ella la encargada, en solitario, de cuidar, mantener y educar a una prole de 12 hijos, y estos a su vez pudieron tener, pongamos por media otros dos hijos (porque la verdad no lo sé exactamente) , es decir, que doña Amparo tuvo como 24 nietos de media, pero seguro que fueron más porque no conozco a muchos y otros tienen la edad de mi madre. Muchos de estos nietos a su vez tienen hijos, algunos hasta mayores que yo y si seguimos con la misma proporción ya que yo soy el más pequeño de sus nietos, pues yo tengo de primos como 50 aproximadamente. Con muchos de ellos no hablo, a otros los conozco, pero simplemente nos saludamos y con otros nos llevamos bien y hasta muy bien.

Por parte de padre tengo un tío solamente y dos primos y si el que escribió el artículo que luego comentaré supiera lo que sabe mucha gente, se le caería la cara de vergüenza simplemente de insinuar lo que insinuó, pero todo sea por dejar mal a Iván sin conocerlo, pero juzgándolo y metiendo más mierda o basura en una relación que ni conoce, ni quiero airear.

 

El famoso artículo, redactado por un no periodista, o por lo menos eso espero porque sino ya la profesión si que se puede catalogar de “basura basófica”—aunque tampoco por uno van a ser juzgados todos—insinuaba sin ton ni son y mezclándome en protagonismo con Isabel García, lo que demuestra que verdaderamente no me conoce, porque con Isabel también me he metido alguna vez por su faceta política, y su sucio asunto con lo del Mariposario (mis artículos siguen publicados sin modificar); pues insinuaba, decía, que yo me debo a unas siglas, pero así plan lo suelto y que la gente se lo crea.

Muchos me han apoyado, me han dicho que pasara del comentado artículo. Otros simplemente me han enviado un mail diciéndome que es una mierda de artículo. Otros me dicen que en época de crisis, y cuando el hambre aprieta hasta los que escriben la pasan canuta y prefieren escribir contra alguien que ponerse de rodillas y hacer otras cosas tales como nombraba ese supuesto artículo falso de Alfonso Ussía.

Mi artículo, o mejor dicho, la declaración del Imputado Juan José Dorta Álvarez, está en mis manos. No me he inventado nada y sólo transcribo lo que en él se dice que a su vez, la misma mierda de periódico digital que toma mis escritos del blog sin permiso, que no nombra la fuente y los modifica a su antojo, sobre esa declaración también ya ha publicado sus comentarios.

 

Pero luego, bajo la cobardía del anonimato deja que cualquiera escriba un artículo hablando de alguien sin demostrar nada, sino insinuándolo con la clara intención de agredirme. Sólo me reconforta la satisfacción de que lo que dicen es mentira. Patraña. Sólo persiguen que me calle, que no siga escribiendo, porque al parecer, les molesta. Porque hay muchos de estos que van de “progres” pero lo único que intentan es que nunca hables mal de ellos, así haya que imponérsete dicha orden. Son los que tienen una vida tan aburrida que encasillan a los que van a la Iglesia con los del PP (como José Bono, por ejemplo), a los curas con los conservadores y a los líderes de izquierda con los libertadores.

 

Luego están los otros anónimos, los comentaristas de la noticia, los que les da igual que estén trabajando y cobrando del erario público que ellos dejan 5 minutitos de trabajar para fisgonear indiscretamente y meter el comentario. Me hace gracia porque muchos quieren que al imputado se le conceda el beneficio de la duda, pero al mismo tiempo, si un blog digital suelta la gran parida de que Iván se debe a unas siglas y que escribe artículos para vete a saber tú qué, entonces si se le puede vilipendiar, crucificar y hasta quemar en la hoguera si es posible, porque el cabrón no comulga con nuestras ruedas de molino.

 

Icod es tan raro, que de repente te puedes ver la imagen de los evangelios en la casa del pueblo: Judas habiendo aprendido todo del maestro, por unas monedas de plata, en forma de orgullo personal,  decide entregarlo a la Justicia, aunque ello suponga su muerte. El maestro es condenado por el pueblo por la acción que hizo Judas, pero como buen amigo ahora comparte mesa y pluma con él porque sabe que Judas es el que lo puede ayudar a volver, eliminando al actual, pero sin llegar a sospechar que Judas siempre ha sido Judas.

 

Gracias a todos los que manifestaron sus muestras de apoyo. 

A los que me juzgaron y creyeron a pie juntillas lo que alguien sin identificar y sin corroborar dijo, simplemente decirles que si no les gusta lo que escribo que no me lean, que nadie los obliga, pero no se amarguen la vida o se cojan un disgusto, es más si quieren, ni me hagan caso, pero por favor no pidan que me calle, o que no siga escribiendo porque vivimos en una democracia.

Al que escribió la perla de artículo decirle que cuando seas capaz de demostrar todo lo que has dicho ese día te invitaré a todas las comidas que te queden de vida, porque además estoy seguro que serán pocas, porque alguien con tu lengua desde que  a penas se muerda, muere. Sigue escribiendo, claro que sí, pero no inventes porque tampoco logro averiguar qué es lo que persigues, aunque intuyo que desanimarme o hundirme. Pero heme aquí, no lo has conseguido.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

ana -

ÁNIMO IVÁN, NO HAGAS CASO A TONTERÍAS... LA GENTE YA NO SABE EN QUÉ INVERTIR SU TIEMPO LIBRE.

Marcos -

Ivan continuo dandote mi máximo apoyo y tu tranquilo que todos esos caeran por su propio peso. Un saludo y no decaigas que más como tú es lo que aqui hace falta. Simplemente me parece inmejorable lo que haces. Ánimo y pa'lante.

Yapci -

Mmmmmm..."Ladran Sancho, luego cabalgamos"

Icod sigue siendo Icod por lo que veo...!jajajaxD

Saludos Don Iván!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres