Blogia
ME APUNTO

La cabeza erguida

Que vaya con la cabeza alta es síntoma de que no tiene vergüenza, pero no de que lo que carga sobre sus espaldas, cuanto menos, esté bajo la sospecha de un PRESUNTO. Es que Juan José Dorta Álvarez, Cheo –sin el don – creo que tiene la conciencia tranquila de cara al personal, pero internamente todavía tienen que resonar aquellas preguntas de aquel 17 de abril de 2008, bajo un techo alto del despacho de la juez  del Juzgado de instrucción nº 2 de la Ciudad de Icod de los Vinos, en presencia de la titular del juzgado, la titular del ministerio fiscal, la letrado de la acusación, hoy en día popular,  y dos letrados de la defensa allí personados.

 

Y comienza la batería de preguntas respondiendo que claramente sabe que está allí porque se ha producido una AMPLIACIÓN DE DENUNCIA, vamos que con lo que había parecía que era suficiente, pues todavía hay más, pero al mismo tiempo el que fuera alcalde de mi ciudad, olvida, o mejor, no recuerda si quiera los importes ni aproximadamente de , por ejemplo, los ramos que se encargaban desde el gabinete de Alcaldía, pero que eso sí siempre se encargaban a la misma floristería porque ésta era un proveedor habitual no solamente para servicios florales sino también colaboraban en la elaboración de los actos. Pero al mismo tiempo ni sabe cómo era contratada esta empresa ni recuerda ningún expediente de contratación ( a esto se referiría él hace unos días cuando decía en una entrevista en Ycoden Daute Radio que se tenía que saltar las leyes para ayudar al vecino, porque si me pone un ejemplo de niños cruzando un camino empedrado pues no sé si es demagógico, pero cuanto menos es enternecedor, pero si me pone el ejemplo de una empresa contratada a dedo porque le da la gana, pues chico ya la cosa cambia) Pero además manifestó que conoce que se le debe un importe a dicha empresa, no sabe cuánto ni si es elevado (será porque él no lo va a pagar, porque yo mis deudas sí que las conozco y si son de más de 10000 euros seguro que no se me olvida, pero él era alcalde, estaba acostumbrado a trabajar con estas cifras, aunque el dinero fuera del pueblo y él un simple administrador) pero que lógicamente firmaría alguna factura que le hubieran pasado y daba igual el importe, porque no se fijaba (lógico porque ya estaban los icodenses para pagar, y no él) y también, como no, propio de su estilo se escuda en los técnicos (a esos que ahora él fiscaliza) para decir que no recuerda que desde Intervención se dijera que no se había acreditado la recepción de dicho material, pero al mismo tiempo también dice que aún existiendo informes desfavorables él lo sabía y aún así las firmaba (todo por ayudar al vecino, supongo) y muy en su estilo en todas las declaraciones que he podido leer “si se pagaban era porque confiaba en el concejal” (y de ahí la frase de el otro día “no dudo en la honorabilidad de todos mis concejales”, por eso algunos también están imputados e incluso le tumbaron un presupuesto que le dejó la cara desencajada en aquel famoso pleno de rayones y gomas pinchadas, porque ellos son así)

 

Sobre esos viajes de Venezuela que tanto se han oído, pero en concreto sobre el del 9 de febrero de 2006, dijo que fue acompañado por una concejal y que de su bolsillo no pagó nada respecto a los billetes y al hotel en régimen de pensión completa aunque las comidas las hacían fuera (no crean ustedes que se llevaba la cestita del picnic, NO) y que cobró unas dietas, que son las que les correspondían y que desconocía (y mientras, muchos icodenses esperando un día concreto del mes para saber cuánto le ingresan de nómina y revisan cuando le viene la letra del banco que hasta con los céntimos exactos se lo saben, porque cuando el dinero es tuyo, es tuyo, pero cuando es de los demás como si es necesario quemarlo, por el bien de los vecinos, lógicamente, que para algo la ley le permite seguir cobrando como profesor por realizar labores de oposición aunque ello suponga llegar al Hespérides a las 11 de la mañana para comenzar a trabajar y compartir barra con algunos que ya llevan en la espalda 5 horas de currele) Pero también reconoce, porque parece conocer de la ley sólo la parte que le interesa, que  hay dietas que hay que justificar y otras dietas que no (Y luego me dicen a mí que España no es un país de políticos profesionales en donde la ley permite justificar algunas cosas y otras no, aunque el dinero sea del pueblo y no de estos personajes)

Sobre el resto, revista Pelicar y el famoso libro del rey… ya hablaré

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Richard -

Gracias Ivan, por seguir en tu línea articulista,directo y contrastando información.Que la sabia del Drago te ilumine en ese camino, y por el bien de nuestro pueblo, las personas como tú,continuen trabajando por el bien común.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres