Blogia
ME APUNTO

El timo de la pulsera

 

Todos conocemos, aunque sea de oídas, las famosas pulseras “Power Balance”. En su web anuncian: “holograma que funciona a través de frecuencias que se encuentran en nuestro ambiente natural de las cuales ya conocemos de sus efectos positivos en el campo de energía del cuerpo” e incluso dicen que “es un holograma en el que se han incrustado frecuencias naturales halladas en la naturaleza”.

Bueno en primer lugar tendríamos que explicar las cosas y luego ya todo se irá desmontando por su propio peso como un frágil castillo de naipes de una baraja:

La frecuencia es una magnitud física que nos indica la tasa de repetición a la que se produce un fenómeno por unidad de tiempo. Ejemplos encontramos muchos como, por decir uno, la frecuencia cardiaca.  Para hallarla sólo tenemos que obtener la inversa del tiempo que pasa entre dos oscilaciones o repeticiones. Por ejemplo si un fenómeno ocurre cada dos segundos pues tendrá una frecuencia de 1 / 2  = 0.5 repeticiones por segundo ( es decir, herzios). Esa es su frecuencia.

Lo que pretendo decir con esto es que lo que dice la página web y distribuidores de “incrustar frecuencias” es un auténtico disparate ya que todo lo que nos rodea emite radiaciones, pero no frecuencias que es una magnitud, o una característica de dicha radiación.

Si además definimos holograma podemos decir que no es otra cosa sino una fotografía hecha con un láser en una emulsión especial, esto es, es una fotografía y como fotografía que es no emite nada especial.

Cualquier cosa que nos rodee emite radiaciones electromagnéticas, la calculadora, las llaves, una piedra o un yogur, todo dependerá de la temperatura.

Dicho de otra forma toda energía proviene de una actividad determinada. Sabemos que la energía no se crea, sólo se transforma. En nuestro organismo la energía viene de la “quema” de los alimentos (aquí entra en juego mi vena Bioquímica).



Mucha energía de nuestro organismo  se disipa en forma de calor, necesario para mantener la temperatura óptima de las reacciones bioquímicas de nuestro organismo y otra parte de esta energía la empleamos en el movimiento, el estudio, pensar… En nuestro organismo la energía se almacena en la famosa moneda energética,. el adenosín trifosfato (ATP) o algún otro derivado (GTP…) que actúa en todo nuestro metabolismo.

Tampoco me queda claro el asunto del equilibrio, porque como sabemos también, esta cualidad está controlada por el oído interno y tiene que ver con millones de sensores (células sensoriales) y un líquido muy viscoso, denso,  que se encuentra dentro del laberinto interior conectado con el nervio vestibular; ¿de qué manera una radiación (o como dicen ellos, frecuencia) puede afectar a este sensor del equilibrio?

Estamos, desde mi punto de vista, ante el típico charlatán que, usando términos “raros” parece que está dando una explicación científica del asunto.


Los hologramas ahora los encontramos en cualquier sitio, hasta en las pegatinas de los chicles, en los billetes como el de 50 € y en las tarjetas de crédito. Tomando este holograma de alguna tarjeta caducada y poniéndolo en la muñeca de alguna manera estaremos fabricando, de una manera más rudimentaria, pero igual de efectiva (nada), una de estas pulseras tan de moda ahora.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres